Claves de un desconfinamiento ordenado

En línea con las políticas llevadas a cabo en la mayoría de los países del mundo, Uruguay adoptó una agresiva estrategia de distanciamiento social para limitar la propagación del nuevo coronavirus (incluye suspensión de clases, restricción de viajes, suspensión de servicios no esenciales, prohibición de eventos masivos y enérgica exhortación a confinamiento voluntario).
Los beneficios de dicha estrategia en términos de “achatar la curva” del número de infectados son muy importantes, y han sido visibles en lapsos cortos.

Este documento busca realizar apuntes para afirmar las bases sobre las que se debe asentar el progreso en la nueva fase
y de aportar elementos sobre su diseño. El foco es en las cuestiones operacionales, sin desconocer otros aspectos del
paquete de políticas para encarar este desafío, que también son esenciales, como son políticas macro y sociales.

Click aquí para descargar: Informe