¿Por qué los Think Tanks son importantes para los hacedores de políticas y para el público?

Discurso de Guillermo Tolosa – Director Ejecutivo de CERES (31.1.2019)

Vivimos en una nueva era, la era digital, la era de la información. La misma ha traído enormes oportunidades, pero también enormes riesgos, dentro de los cuales quiero enfatizar tres que atentan contra la relevancia e influencia de los think tanks.

La enorme proliferación y atomización en la provisión de información parece haber generado confusión, adormeciendo la capacidad de realizar análisis más profundos. También ha implicado una ausencia de estructura que causa desconcierto y apatía. Además, las redes sociales han determinado que la vivencia privada gane carácter público, desplazando así el debate sobre los intereses comunes. El hecho de que muchas veces la información se genere en el anonimato hace más sencillo y menos costosa la producción de información falsa. No solo esto, sino que las redes sociales han sido muy potentes también sembrando dudas. Este es un nuevo ángulo en la inseguridad ciudadana: inseguridad de la información que se consume, inseguridad en comparación con las certezas de antaño.

Las redes sociales han reducido los mensajes a 280 caracteres. Los incentivos son a que, en textos muy acotados,  el mensaje sea lo más radical posible para llamar la atención y maximizar la circulación. Eso genera polarización. No hay espacio para matices que favorezcan la fértil exploración de consensos capaces de viabilizar nuevas políticas públicas. Algunos políticos oportunistas han tomado ventaja de esta situación proponiendo políticas facilistas y radicales.

¿Cómo enfrentar estos desafíos? Los think tanks ocupan un rol absolutamente fundamental para afrontar dichos riesgos. CERES ha combatido la confusión con claridad, la información trabajada a medias con rigor y la polarización con balance e independencia.

Dicha apuesta es hoy más importante que nunca. Yuval Noah Harari empieza su último libro diciendo: “En un mundo inundado de información irrelevante, la claridad es poder.” Le agregaría: “En un mundo inundado por información falsa, el rigor en su análisis es poder.” En un mundo crispado y polarizado, el poder radica en el balance y la independencia, porque con ellos se puedan alcanzar consensos y desde ellos tomar las decisiones que el país necesita.

El éxito de un think tank está en primer lugar dado por la impronta de CÓMO trabaja además de en QUÉ trabaja. CERES ha trabajado buscando claridad, buscando, con gran esfuerzo darle sentido a un mundo cada vez más complejo y cambiante para apoyar a tomadores de decisiones en la planificación estratégica, tanto en el ámbito público como privado. Eso ha permitido a CERES tener una presencia muy fuerte en los medios de comunicación, robándole horas y restándole influencia al pensamiento mágico y al slogan simplista.

CERES ha mantenido también siempre un fuerte compromiso con el análisis y el rigor, contando con la contribución de especialistas en economía y generando un ámbito de excelencia y estándares internacionales que ha contribuido a formar decenas de futuros doctores en la especialidad.

Una apuesta central de CERES a lo largo de los años ha sido trabajar cada día con mucha consciencia de la necesidad del balance y la independencia, reflejado por ejemplo, en el reciente cambio en el gerenciamiento que involucró la salida de CERES de Ernesto Talvi, un pilar de la institución por su decisión de proseguir su carrera en la política partidaria.

CERES ha tenido además una gran capacidad de propuesta realiza CERES. Varias políticas aplicadas en el país a lo largo de los últimos 30 años han tenido su impronta directa, o han nacido como respuesta a temas que trabajos de CERES pusieron sobre la mesa. El caso más emblemático fue el plan de la salida de la crisis construido por expertos de CERES con aportes llegados del exterior. Así lo documenta el libro de Claudio Paolillo “Con los días contados”. Dicha salida, en la que también fue clave el aporte de técnicos y jerarcas del momento, es considerada hoy un ejemplo de referencia a nivel mundial.