“El aumento de cargos públicos costó US$500 millones anuales…”